el coste del cambio climático

¡Hola! Este es nuestro resumen de noticias de medioambiente de la semana. Entre otras cosas, te hablamos de cuál es el coste del cambio climático (en vidas humanas y en dólares), la sequía y las inundaciones de África y la increíble historia que ha terminado con la prohibición de la gasolina con plomo en todo el mundo.

Planeta Mauna Loa es una newsletter semanal sobre medioambiente. Si te gusta lo que lees, suscríbete para recibirla cada siete días de forma gratuita.

LOS BILLONES DEL CLIMA

Durante los últimos 50 años, se ha producido una media de un desastre climático al día. Como resultado, cada 24 horas han muerto 115 personas y se han perdido 202 millones de dólares. Esto es solo un promedio, pero sirve para ilustrar la magnitud de los eventos meteorológicos e hidrológicos extremos.

Los datos, del último atlas de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), señalan que desde 1970 se han registrado más de 11 000 desastres climáticos. En total, han ocasionado algo más de dos millones de víctimas mortales y 3,64 billones (con 12 ceros) de dólares en pérdidas. Más de nueve de cada 10 muertes se registraron en países en vías de desarrollo y los eventos con mayor mortalidad fueron sequías y tormentas.

Más allá de las medias y los números totales, el informe también señala dos tendencias, una negativa y otra positiva. La primera tiene que ver con el cambio climático: desde 1970 el número de eventos extremos se ha multiplicado por cinco y sus daños, por siete. De hecho, tres de los cinco desastres que ocasionaron mayores pérdidas se produjeron en 2017. Fueron los huracanes Harvey, María e Irma.

La nota positiva es que, a pesar de este incremento en la intensidad y la frecuencia de los fenómenos extremos, la pérdida de vidas humanas es cada vez menor. Gracias a la mejora de los sistemas de alerta temprana y emergencias, las víctimas mortales se redujeron a casi una tercera parte en el último medio siglo.

  • Semana movida en el Atlántico. El huracán Ida, que llegó a alcanzar categoría 4, ha barrido Cuba y la costa de Luisiana, causando daños importantes en Nueva Orleans. Además, las tormentas tropicales Nora, que impactó en México, y Julian, que no afectó a zonas habitadas, también hicieron acto de presencia. A la cola esperan ya Kate y Larry.
  • Las promesas climáticas de Biden se diluyen. Las inversiones en renovables y electrificación están muy por debajo de lo anunciado y el Gobierno de Estados Unidos ha incrementado los permisos para extraer petróleo y gas.
  • El borrador de la estrategia climática de Rusia contempla aumentar las emisiones un 8,2 % hasta 2050. Señala que se compensarán plantando árboles y restaurando humedales para secuestrar carbono.

UN CONTINENTE DE LLUVIA Y SEQUÍA

En África no llueve a gusto de nadie. En la parte oriental del continente, la temporada de lluvias que tiene lugar entre octubre y diciembre se prevé especialmente seca e inusualmente cálida este año. 

Para algunas zonas de Tanzania, Burundi, Ruanda, Kenia o Somalia, estas lluvias son fundamentales y suponen hasta el 70 % del total de precipitaciones anuales. Se espera que durante los próximos meses la sequía azote gran parte de la región, ya castigada por la covid-19, aumentando la inseguridad alimentaria y los conflictos.

Más al norte, en la franja del Sahel que atraviesa el continente de este a oeste, la temporada de lluvias ha comenzado con grandes tormentas. La frecuencia de las precipitaciones intensas se ha triplicado en el Sahel desde 1980, debido en gran parte al aumento de las temperaturas producido por el cambio climático.

Uno de los motivos es que la zona del desierto del Sáhara se calienta a un ritmo especialmente alto, haciendo que la atmósfera retenga más humedad. Además, el incremento del contraste de temperaturas hace que las tormentas se intensifiquen y se concentren en menos episodios, pero muy violentos.

Las consecuencias han sido numerosas durante las últimas semanas: grandes inundaciones en ciudades como Dakar (Senegal), epidemias como la de cólera en Níger, la pérdida de cientos de vidas humanas y cuantiosos daños materiales.

  • La situación de inseguridad alimentaria y desnutrición se agrava en Madagascar debido a la peor sequía de los últimos 40 años.
  • Un estudio revela que una gran zona de agua cálida cercana a Nueva Zelanda ha contribuido durante años a la escasez de precipitaciones en Sudamérica. Produce altas presiones en el Pacífico Sur, lo que impide que las tormentas lleguen a Chile.
  • Tras una sequía prolongada, los incendios forestales han quemado al menos 800 000 hectáreas y destruido varias zonas protegidas en Bolivia.
el coste del cambio climático
Una saltimbanqui letal

Las arañas pavo real son simpáticas y saltarinas. Pero tienen fuerza suficiente como para capturar presas mucho más grandes que ellas. Protagonizan una de las imágenes del Australian Geographic Nature Photographer of the Year 2021.

CIEN AÑOS DE PLOMO

Clair Patterson tenía una obsesión: mantener su laboratorio limpio. Este científico dedicó parte de su vida a fijar con exactitud la edad del planeta Tierra, pero en todos sus experimentos encontraba el mismo problema. Analizase la roca que analizase, siempre contenía más plomo del que debía. Todo estaba contaminado y no había forma de limpiarlo.

Tras casi dos décadas de trabajo, en los años 60 del siglo XX acabó concluyendo que el exceso de plomo provenía del combustible de los vehículos. Desde 1920, este se había añadido a la gasolina para elevar su octanaje y evitar que se dañasen los motores (algo que hasta entonces había causado muchos accidentes). Todo esto a pesar de que ya se sabía que el plomo era tóxico.

Patterson publicó sus conclusiones en la revista Nature en 1963, para iniciar después una cruzada contra la gasolina con plomo y la poderosa industria petrolera. Esta no dudó en usar todas sus armas para tacharlo de demente. Los hábitos excéntricos del científico y su obsesión con la limpieza no ayudaban. Sin embargo, la ciencia acabó dándole la razón.

En 1970, Estados Unidos empezó a regular los aditivos de los combustibles ante el aumento de la contaminación. Y, en 1979, el pediatra Herbert Needleman lideró un estudio que probó sin margen de error que el plomo causaba trastornos psicológicos y mermaba las facultades mentales de los niños.

Durante las dos décadas siguientes, los países ricos prohibieron la gasolina con plomo de forma gradual. A partir del año 2002, y a través de la Alianza para combustibles y vehículos limpios, el resto de naciones se sumaría a la prohibición. La última en hacerlo, Argelia, se despidió de ella este verano, un siglo después de que empezase a utilizarse en los laboratorios de General Motors en Ohio.

La cruzada de un loco hace 60 años ha terminado evitando 1,2 millones de muertes prematuras al año, según datos de la ONU. Patterson, eso sí, pasó también a la historia por fijar con exactitud la edad de la Tierra en 4500 millones de años.

En pocas líneas
  • Las cacatúas usan pequeñas herramientas de madera para abrir las semillas de mango y alimentarse de su interior. Las han grabado en vídeo.
  • Una redada contra el tráfico ilegal de fósiles en Brasil permite descubrir un ejemplar completo de una especie de pterosaurio, un reptil volador de hace al menos 66 millones de años.
  • El gobierno talibán de Afganistán juega sus cartas para ser reconocido a nivel internacional: sus reservas de minerales raros, claves para las energías renovables.
  • Un escape en Siria provoca un vertido de 20 000 toneladas de petróleo en el Mediterráneo. Ahora amenaza las costas de Chipre.
  • Algunas hembras de colibrí adoptan el plumaje de los machos, lo que les permite acceder a más comida y evitar el acoso de otros individuos.
  • Colombia sirve de sede para preparar la cumbre de la biodiversidad, pero deja fuera de la mesa de negociación a la mayoría de los representantes indígenas.
  • La población de elefantes de sabana de Kenia supera los 36 000 ejemplares y ya es la cuarta mayor del mundo.
  • Los capibaras, los roedores más grandes del mundo, reconquistan el exclusivo barrio de Nordelta, en Buenos Aires, construido hace 20 años en un humedal.
  • Las hembras de pulpo arrojan lo que tienen a su alcance para defenderse de los machos que no aceptan un no por respuesta.

Esperamos que hayas disfrutado esta edición de Planeta Mauna Loa. Si tienes comentarios, no dudes en escribirnos.

Y si te gusta lo que lees cada semana, acuérdate de recomendarnos. Es la mejor manera que tenemos de llegar a más gente.
¡Gracias!

Copy link
Powered by Social Snap