imagen del mar menor

¡Hola! Este es nuestro resumen de noticias de medioambiente de la semana. Entre otras cosas, te hablamos de qué pasa en el Mar Menor, del lavado de madera de la tala ilegal y del impacto del cambio climático en la infancia.

Planeta Mauna Loa es una newsletter sobre medioambiente, biodiversidad y cambio climático. Es gratuita y está curada y contrastada por dos periodistas especializados. Suscríbete para recibirla en tu correo cada siete días.

UN MAR AHOGADO

Cinco toneladas de peces muertos flotando en la orilla, aguas turbias, turistas sorprendidos, indignación vecinal y declaraciones cruzadas entre gobiernos. El Mar Menor, una de las mayores albuferas de Europa, ocupa estos días los titulares, pero lo cierto es que lleva años agonizando. Vamos a intentar resumir las causas de este desastre ambiental en las costas españolas.

El Mar Menor (Murcia) sufre, desde hace décadas, una degradación de tipo eutrófico. Esto quiere decir que sus aguas tienen un exceso de nutrientes químicos que no es absorbido por los mecanismos naturales de la albufera. Así, proliferan otros microorganismos, como los que forman el plancton. Lo hacen en tal cantidad que el agua se enturbia e impide que la luz llegue al fondo y la vegetación submarina sobreviva.

De esta manera, el exceso de microorganismos y de materia muerta consume el oxígeno del agua y buena parte de la fauna de la laguna costera perece. Es lo que se conoce como un episodio de hipoxia o, en casos extremos como el que tiene lugar estos días, de anoxia.

Retrocedamos un momento. ¿De dónde viene el exceso de nutrientes que desencadena esta degradación? En gran parte, de la agricultura industrial de regadío del campo de Cartagena. Desde que entró en funcionamiento el trasvase de agua del río Tajo al Segura en 1979, la actividad se ha multiplicado en la zona. Hoy, existen más de 78 000 hectáreas de cultivos en la cuenca de drenaje del Mar Menor, a las que hay que sumarles unas 10 000 hectáreas de regadíos ilegales.

La albufera recibe los residuos de toda esta actividad. La situación se intensifica, además, tras episodios de lluvias torrenciales que arrastran más fertilizantes hasta la costa. Como resultado, al Mar Menor llegan hasta 5000 kilos de nitratos al día.

La laguna costera lleva años colapsada. La solución pasa, de acuerdo con varias instituciones científicas, por reducir la actividad agrícola hasta un punto que sea sostenible y restaurar los entornos naturales de la albufera.

  • Como medidas puntuales se ha planteado, por ahora, prohibir el uso de fertilizantes nitrogenados en la zona más próxima al Mar Menor y sancionar las explotaciones ilegales.
  • El aumento sin control de las extensiones de regadío también ha puesto en jaque a la comarca de Axarquía, en la provincia española de Málaga, una de las mayores productoras de Europa de frutos subtropicales como el aguacate.
  • Los episodios de hipoxia son cada vez más habituales en las aguas costeras del Caribe. Allí ponen en riesgo la estabilidad de los arrecifes de coral.

LAVADO DE MADERA

A finales de 2015, el buque Yacu Kallpa partía del puerto amazónico de Iquitos (Perú). Iba cargado de más de 9700 metros cúbicos de madera del Amazonas, una madera que contaba con todos los permisos legales para ser vendida en el extranjero. Concretamente, en la República Dominicana, México y Estados Unidos.

Sin embargo, esta documentación era falsa: el 88 % de la madera procedía de la deforestación ilegal y muchos trámites oficiales habían sido falseados. La del buque Yacu Kallpa se convirtió en la mayor incautación de este material registrada en el Amazonas. Seis años después, la organización Proética ha publicado un estudio en el que analiza las estructuras de poder que están detrás del tráfico ilegal de madera.

Para realizar el lavado de madera (es decir, conseguir documentos para introducir el material ilícito en puntos de venta legales) es necesario involucrar a una extensa red de personas. El informe de Proética señala a decenas de consultores, gestores, funcionarios y empresas que hicieron posible que la madera del Yacu Kallpa tuviese los papeles “en regla”. 

La deforestación ilegal representa actualmente un porcentaje importante de las emisiones de dióxido de carbono a nivel mundial. Además, pone en riesgo los medios de vida de las comunidades locales y provoca conflictos y desigualdades.

Esta misma semana, un informe ha señalado que la Amazonía brasileña perdió 10 476 kilómetros cuadrados de bosque entre agosto de 2020 y julio de 2021. Se trata de la cifra más alta desde 2012. Sin embargo, la política del gobierno de Brasil incentiva la explotación de estas tierras y lastra los esfuerzos para contener la tala ilegal. La buena noticia llega desde Colombia, en donde la deforestación ilegal ya es delito y puede acarrear penas de hasta 15 años de cárcel.

qué pasa en el mar menor
Una pulga dando a luz

¿Qué pasa en el micromundo? La flora intestinal de una termita, el parto de una pulga de agua, un tardígrado musculado… El Small World in Motion de Nikon recoge la vida bajo el microscopio en vídeos hipnóticos.

MIL MILLONES

El 45 % de los niños y niñas del mundo está expuesto a un riesgo extremadamente alto de sufrir las consecuencias del cambio climático. Así lo revela el primer Índice de Riesgo Climático de la Infancia (IRCI), elaborado por Unicef para determinar el nivel de vulnerabilidad de los más pequeños.

Este índice tiene en cuenta dos factores. Por un lado, la probabilidad de cada zona de sufrir el impacto de ciclones, olas de calor, sequías, inundaciones o contaminación atmosférica, por ejemplo. Por el otro, el acceso de los niños a servicios básicos como agua potable y saneamiento, educación o atención médica.

La conclusión principal del informe La crisis climática es una crisis de los derechos del niño es que unos 1000 millones de niños están expuestos a situaciones climáticas duras a la vez que viven en situaciones precarias. En total, 33 países han sido clasificados como de muy alto riesgo. La lista la encabezan la República Centroafricana, Chad, Nigeria y Guinea. España está en el puesto 117 de 163 y el último lugar lo ocupa Islandia. 

El índice muestra, una vez más, el desequilibrio entre quien causa el cambio climático y quien sufre sus consecuencias. Los diez países clasificados como de mayor riesgo están detrás de tan solo el 0,5 % de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global.

El informe recalca también que estas cifras irán aumentando a medida que los efectos del cambio climático se aceleren. Para frenar esta tendencia, señala Unicef, es necesario tanto reducir las emisiones de aquí a 2050 como invertir en saneamiento, higiene, salud y nutrición.

En pocas líneas
  • Las tortugas gigantes no son tan vegetarianas como se creía. Por primera vez, una ha sido grabada cazando un ave (la tiñosa picofina) en las Seychelles.
  • ¿Has visto la Luna teñirse de rojo estos días? Si estás en la península Ibérica, el color se debe al humo de los incendios que llega desde el oeste de Estados Unidos.
  • Las crías de murciélago balbucean para aprender a comunicarse, tal y como hacen los bebés humanos.
  • Austria presenta el Klimaticket, un billete único que permitirá usar sin límite todos los transportes públicos del país (incluido el tren) por menos de 80 euros al mes.
  • El punto más elevado de Groenlandia, a 3200 metros sobre el nivel del mar, registra lluvias por primera vez desde que existen mediciones.
  • Te hemos hablado antes de especies que se creían extintas y han vuelto a aparecer. Resulta que el fenómeno es bastante frecuente y se conoce como efecto Lázaro.
  • Investigan la repentina muerte de la orca Amaya en el SeaWorld de San Diego, Estados Unidos. Era el ejemplar más joven del centro.
  • Cuatro siglos de edad, más de 10 metros de ancho y cinco de alto. Así es el inmenso coral descubierto en la Gran Barrera australiana. Funciona como un gran bloque de apartamentos del arrecife.
  • Una especie de gecko de Madagascar se “desnuda” para escapar de sus presas. Literalmente, se escurre de la boca de sus depredadores dejando atrás su piel llena de escamas.

Esperamos que hayas disfrutado esta edición de Planeta Mauna Loa. Si tienes comentarios, no dudes en escribirnos.

Y si te gusta lo que lees cada semana, acuérdate de recomendarnos. Es la mejor manera que tenemos de llegar a más gente.
¡Gracias!

Share via
Copy link
Powered by Social Snap