Tu newsletter semanal sobre medioambiente.

Planeta Mauna Loa llega a tu correo electrónico cada siete días. Un resumen de la actualidad científica, política y social relacionada con nuestro planeta, sus ecosistemas y sus habitantes. El cambio climático será una parte importante de este boletín semanal de noticias, pero no estará solo. Que la ciencia tome la palabra.

.

Sin alarmismos,
sin tremendismos.

La realidad medioambiental es compleja y sobran las informaciones parciales que solo buscan hacernos sentir culpables.

Cuidada,
contrastada, fiable.

Seleccionada y editada con rigor
y cariño por dos periodistas
expertos en medioambiente.

Toda la información,
en cinco minutos.

Más de 60 medios de comunicación
y divulgación concentrados
en una lectura breve y amena.

tojos en Galicia

Newsletter sobre medioambiente

Planeta Mauna Loa es una newsletter sobre medioambiente, un boletín en el que se resumen los principales temas de actualidad relacionados con el medioambiente, la biodiversidad y el cambio climático.

  • Todos los temas que componen esta newsletter semanal han sido elegidos uno a uno por dos periodistas especializados en información científica y medioambiental.
  • Están resumidos y redactados con mucho atención y rigor para facilitar su comprensión. El resultado es una lectura amena de poco más de cinco minutos.
  • Todos incluyen los enlaces a las fuentes oficiales de información, tanto periodísticas como científicas, para que los lectores interesados profundicen en cada tema.
  • Actualidad, reportajes en profundidad, curiosidades, gráficos, informes… Todo resumido en menos de cinco minutos de lectura. Cada semana, en tu bandeja de entrada. Esto es Planeta Mauna Loa.
.

¿Por qué Planeta Mauna Loa?

A 4170 metros sobre el nivel del mar. Con una superficie de 5271 kilómetros cuadrados. El Mauna Loa es el volcán más grande del planeta Tierra. Tanto, que sus laderas se hunden otros cinco kilómetros más en el océano Pacífico. Cuando nació hace 700 000 años, todavía faltaban 698 000 para que los primeros humanos pusieran un pie en Hawái; y 699 800 para que los mismos Homo sapiens empezasen a bombear gases a la atmósfera.

Habría que esperar todavía un poquito más para que un joven científico, obsesionado con el dióxido de carbono, se cruzase en el camino del gigante hawaiano. En 1958, Charles David Keeling fundaba un observatorio en las laderas del Mauna Loa para medir el CO2 atmosférico. Allí, a miles de kilómetros de las grandes industrias de los países desarrollados, Keeling descubrió una verdad incómoda. La quema de combustibles fósiles estaba cambiando el clima terrestre.

Desde entonces, dos veces al día, el observatorio sigue tomando muestras. Y a la gráfica que representa el incremento constante del CO2 en la atmósfera de la Tierra la llamamos curva de Keeling.

newsletter sobre medioambiente inspirada en el trabajo de Keeling

Él, como muchos otros que le precedieron y le sucedieron, fue un pionero. Alzó la voz cuando la mayor parte de la comunidad científica se resistía a aceptar que las actividades humanas pudiesen afectar al clima del planeta.

Hoy, en cambio, el consenso en la ciencia del cambio climático es total. El cambio es real, el planeta se calienta y los océanos se acidifican. Sin embargo, la duda sigue instalada en la sociedad. Planeta Mauna Loa nace para informar, lejos de alarmismos y tremendismos. Para mitigar las dudas. Para darle más voz a la ciencia.

Copy link
Powered by Social Snap