inundaciones en Pakistan provacadas por unas lluvias monzónicas mucho más abundantes de lo normal

¡Hola! Este es nuestro análisis de noticias de medioambiente de la semana. Entre otras cosas, analizamos la situación de las inundaciones en Pakistán y la complejidad de los desastres, y hablamos de protección de los océanos y del impacto de los viajes en jet privado.

Planeta Mauna Loa es una newsletter semanal sobre medioambiente. Si te gusta lo que lees, suscríbete para recibirla cada siete días de forma gratuita y compártenos para seguir creciendo.

EL RASTRO DEL MONZÓN

Cerca de un tercio de la superficie de Pakistán está bajo el agua. Las inundaciones afectan a 33 millones de personas y dejan ya tres millones de desplazados y más de 1100 muertos. Las fuertes lluvias, que amenazan con igualar las inundaciones catastróficas de 2010, han acabado también con casi un millón de cabezas de ganado y han anegado 800 000 hectáreas de cultivos.

Es pronto para afirmar que la intensidad de las lluvias monzónicas en el país asiático lleva el sello del cambio climático. Para ello, hacen falta estudios de atribución específicos. Aun así, las abundantes precipitaciones (el triple de lo habitual) son consistentes con los modelos que nos dicen cómo está cambiando el clima. Además, el derretimiento de los glaciares provocado por el calor de la primavera y la vulnerabilidad de un país desigual y en crisis han multiplicado los efectos del monzón.

La situación en Pakistán deja claro que las causas de los desastres nunca son únicas, sino una combinación de factores naturales y humanos. Según el informe Interconnected Disaster Risk, recién publicado por la ONU, es hora de que empecemos a entender qué puntos tienen en común los desastres climáticos y cómo están conectadas sus causas. Así podremos prevenirlos mejor.

Por ejemplo, la deforestación impulsada por un sistema que prima los intereses económicos sobre los medioambientales hace que un territorio sea más vulnerable a las inundaciones y los deslizamientos de tierra cuando llegan las lluvias. A su vez, la desigualdad y la falta de desarrollo acentúan el impacto del desastre.

Las soluciones, según el informe, también están conectadas. Estos son algunos ejemplos:

  • Dejar que la naturaleza haga su trabajo. Restaurar los ecosistemas terrestres y costeros y regenerar los cauces de los ríos (en especial, los urbanos) reduce el riesgo de inundaciones.
  • Innovar para adaptarse. Innovaciones sencillas, como viviendas flotantes o nuevas técnicas agrícolas, pueden marcar una gran diferencia.
  • Consumir de forma sostenible. Usar materiales que no fomenten la degradación de la tierra y la deforestación es otra de las soluciones para reducir el impacto de los desastres.
  • Anticipar. Los modelos meteorológicos y los sistemas de alerta temprana permiten prever la magnitud de un evento hasta con varias semanas de antelación.

AGUAS SIN PROTECCIÓN

Tras varias semanas de trabajo, las negociaciones para crear un Tratado Global de los Océanos han concluído sin éxito. El objetivo de estas reuniones era alcanzar un acuerdo para proteger el 30 % de la superficie de alta mar y su biodiversidad en 2030. El conocido como objetivo 30×30.

Las aguas internacionales comprenden dos tercios de la superficie de los océanos y tienen un enorme valor para el planeta. Sin embargo, están sometidas a todo tipo de amenazas, como la sobreexplotación pesquera, la contaminación o los impactos del cambio climático. El aumento de la presión humana que se espera para las próximas décadas hace necesario crear mecanismos para su protección.

Sin embargo, la búsqueda de consenso ha fallado. Los esfuerzos de la High Ambition Coalition, un foro político formado por 50 naciones, no fueron suficientes. De acuerdo con Greenpeace, algunos países como Estados Unidos actuaron con demasiada lentitud, mientras otros, como los del Caribe, sí presionaron para conseguir resultados.

Uno de los puntos en los que hubo desacuerdo fue el reparto de los beneficios de explotación de los recursos genéticos marinos. Estos interesan a industrias farmacéuticas y químicas, que ven en ellos potencial para desarrollar nuevos productos. Las negociaciones han quedado suspendidas, a la espera de una nueva reunión para intentar firmar un acuerdo antes de que termine el año.

  • El nuevo gobierno australiano llegó con grandes promesas climáticas, pero acaba de autorizar la exploración petrolera y gasera de más de 47 000 kilómetros cuadrados de aguas costeras.
  • Indonesia se compromete a proteger el 10 % de sus aguas (un área del tamaño de Alemania) antes de 2030.
  • China declara la extinción del dugongo en sus aguas, debido sobre todo a la caza y la degradación de sus hábitats. La esperanza para este mamífero herbívoro, parecido a un manatí, crece en Abu Dhabi. Allí, un proyecto de restauración de manglares, corales y praderas marinas puede ayudar a su recuperación.
tiburón ballena y atunes en aguas de Australia
Aliados inesperados

El tiburón ballena es lento, nada a menos de cinco kilómetros por hora. Por eso, para cazar debe “aliarse” con peces rápidos, como los atunes. Junto a ellos protagoniza esta imagen, ganadora de la Australian Geographic Nature Photographer of the Year.

CONTAMINACIÓN PRIVADA

Este verano, la modelo y empresaria Kylie Jenner publicó en Instagram una foto con su novio en un aeropuerto. “¿Quieres coger el mío o el tuyo?”, escribió en la publicación, haciendo referencia a sus jets privados. Las redes se llenaron enseguida de mensajes críticos con el uso de estos aviones por su impacto en el medioambiente.

Lo cierto es que políticos, deportistas, artistas o grandes empresarios cruzan los cielos a bordo de sus jets, incluso para hacer viajes de solo unos minutos. Durante el último año, por ejemplo, Taylor Swift ha completado más de 170 vuelos en su avión privado y ha generado más de ocho millones de toneladas de CO2. También se han multiplicado los bots en redes sociales que siguen los movimientos de los aviones de los millonarios, como el de Elon Musk.

Aunque los vuelos privados suponen un porcentaje pequeño de las emisiones totales de la aviación, su impacto por pasajero es muy significativo. Los viajes en jet emiten 10 veces más CO2 por persona que los trayectos en avión comercial y 50 veces más que los viajes en tren, según un estudio de Transport & Environment.

Ahora, Francia estudia la posibilidad de aprobar restricciones a los vuelos privados. Entre las opciones están aumentar los impuestos o integrarlos en el Sistema de Comercio de Emisiones de la Unión Europea (lo que los obligaría a pagar más por contaminar). Otra opción sobre la mesa es, simplemente, que los usuarios de aviones privados tengan que demostrar que no tienen otros medios menos contaminantes para llegar a su destino.

logo de climática, medio especializado en cambio climático
‘The Line’, la ciudad utópica de Arabia Saudí en contra de los preceptos de la arquitectura sostenible

El nuevo proyecto de la compañía NEOM presume de ser una apuesta a favor de la mitigación del cambio climático. Dos especialistas en arquitectura argumentan que la urbe solo contribuirá al deterioro medioambiental. Sigue leyendo.

En pocas líneas
  • Las 51 mayores economías del planeta duplicaron las subvenciones a combustibles fósiles el año pasado, según la Agencia Internacional de la Energía. Se gastaron cerca de 700 000 millones de dólares.
  • Las crías de tití, los monos más pequeños del mundo, practican el llanto mientras todavía están en el útero materno.
  • Muere el último indígena de una tribu aislada que fue exterminada casi por completo por los terratenientes madereros hace 26 años en la selva de Brasil. Era conocido como el indio del hoyo.
  • Malas previsiones para el Cuerno de África: la sequía se mantendrá al menos hasta final de año. No lloverá lo suficiente por quinta estación húmeda consecutiva.
  • Un proyecto desarrollado en Gran Canaria (España) y Viseu (Portugal) usa atrapanieblas para regar terrenos degradados que están siendo reforestados.
  • California dejará de vender coches nuevos de gasoil y gasolina en 2035. Es la primera vez que se toma una medida de este tipo en Estados Unidos.
  • La deforestación es la gran deuda ambiental que deja el gobierno saliente de Colombia y el mayor reto que enfrentará el de Gustavo Petro.
  • Científicos de la Universidad de Oviedo han secuenciado el genoma de Turritopsis dohrnii, una medusa inmortal. Cuando llega a la edad adulta es capaz de rejuvenecer, y repite el ciclo tantas veces como quiera.
  • Los delfines macho forman grandes alianzas estratégicas y cooperan durante años para encontrar pareja.

Esperamos que hayas disfrutado esta edición de Planeta Mauna Loa. Si tienes comentarios, no dudes en escribirnos.

Y si te gusta lo que lees cada semana, acuérdate de recomendarnos. Es la mejor manera que tenemos de llegar a más gente.
¡Gracias!

4 comentarios en “Inundaciones en Pakistán”

  1. El cambio climatico, es una ralidad y los paises deben planificar para bajar las emisiones de GEI, Que sino se hace el planeta planeta tierra va a la destruccion acelerado. Los paises industralizados deben contribuir que la humanidad se mantenga en la unica casa, llamado planeta tierra, contribuyendo a bajar las emisiones de GEI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap