consecuencias medioambientales del volcán de La Palma

¡Hola! Este es nuestro resumen de noticias de medioambiente de la semana. Entre otras cosas, te hablamos de cuáles son las consecuencias medioambientales del volcán de La Palma, los últimos avances de las negociaciones climáticas y la curiosa historia de las especies indicadoras.

Planeta Mauna Loa es una newsletter semanal sobre medioambiente. Si te gusta lo que lees, suscríbete para recibirla cada siete días de forma gratuita.

EL ESTALLIDO DE CUMBRE VIEJA

El magma que empujaba bajo la tierra acabó abriéndose camino hasta la superficie. El pasado domingo entró en erupción el volcán de Cumbre Vieja, al sur de la isla canaria de La Palma (España). Tres días después y mientras escribimos estas palabras, 153 hectáreas de terreno han sido afectadas por las coladas de lava y 5700 personas han sido evacuadas de sus hogares.

Todavía es pronto para conocer el verdadero impacto de la erupción en el medioambiente, pero pueden anticiparse ya algunas consecuencias. La primera tiene relación con el suelo y sus ecosistemas: al enfriarse, las coladas de lava dan lugar a un nuevo tipo de terreno conocido como malpaís. Este es árido y está formado por rocas volcánicas poco erosionadas. Muy poco a poco (a lo largo de cientos o miles de años) se va formando un suelo nuevo capaz de albergar ecosistemas como los que había antes.

Otra de las consecuencias de la erupción es la emisión de cenizas que pueden ser transportadas a grandes distancias y de gases, como dióxido de azufre y dióxido de carbono, que pueden contaminar el aire y el agua. Si la lava llega al mar, puede afectar a organismos del fondo marino y favorecer la emisión de otros gases tóxicos como el cloro. Pero todavía es muy pronto para saber si se darán estas circunstancias.

Lo que sí se puede anticipar es que, si no se prolonga demasiado en el tiempo ni aumenta su intensidad, esta erupción no tendrá la capacidad de cambiar el clima, como sí hicieron otras en la historia. En 1815, por ejemplo, las cenizas de un volcán de Indonesia dejaron al mundo sin verano y crearon la atmósfera perfecta para que Mary Shelley se sentase a escribir Frankenstein en una villa de Suiza.

  • Hace 252 millones de años, una serie de erupciones volcánicas masivas causaron la desaparición del 95 % de las especies que poblaban el planeta.
  • El de Cumbre Vieja no es el único: el mundo tiene 1500 volcanes activos y 23 de ellos han entrado en erupción en las últimas dos semanas. No obstante, no hay evidencias de que la actividad volcánica esté aumentando.
  • Y no, la erupción no es consecuencia del cambio climático. Desde Maldita Ciencia responden a esta y otras preguntas sobre el volcán.

OÍDOS SORDOS

Si nada cambia, las emisiones de gases de efecto invernadero seguirán aumentando como mínimo hasta finales de esta década. Esa es una de las realidades sobre las que se debate estos días en la Asamblea General de la ONU, un encuentro que sirve de calentamiento para la cumbre del clima que tendrá lugar en Glasgow (Reino Unido) en noviembre.

Por ahora, se han producido dos anuncios importantes en materia medioambiental, aunque con su letra pequeña. Por un lado, China se ha comprometido a dejar de financiar nuevas centrales eléctricas de carbón en el extranjero (financió el 13 % entre 2013 y 2019). Sin embargo, el país más contaminante del mundo seguirá construyendo este tipo de plantas en su territorio.

Por otro lado, Estados Unidos ha comprometido 11 400 millones de dólares en ayudas para la acción climática en los países en vías de desarrollo. Supone duplicar su compromiso actual. Aun así, es algo menos de la mitad de lo que aporta la Unión Europea y no es suficiente para alcanzar los 100 000 millones necesarios cada año para acelerar la transición ecológica en el mundo.

A pesar de la urgencia que se desprende del último informe del IPCC (del que ya te hablamos aquí), la mayoría de países parece seguir haciendo oídos sordos a la ciencia. Según el último análisis de Climate Action Tracker, tan solo Gambia tiene compromisos serios con la reducción de emisiones. Costa Rica, Reino Unido o Nigeria tampoco salen mal parados, mientras la UE, Chile, Perú o Estados Unidos tienen políticas insuficientes. China, la India o la mayoría de los países latinoamericanos suspenden con claridad.

  • 2021 era un año clave para frenar el cambio climático. Sin embargo, la crisis se ha acelerado tras el parón económico por la pandemia. Así lo evidencia el informe Unidos en la Ciencia 2021.
  • Estados Unidos y la Unión Europea firman el Compromiso Mundial sobre el Metano para reducir las emisiones de este potente gas de efecto invernadero. Argentina, México o Indonesia se han adherido al pacto.
  • La justicia europea impone a Polonia una multa de medio millón de euros al día por no cerrar la mina de carbón de Turów por sus altos niveles de contaminación. La mina da trabajo a 3600 personas y es clave para el 7 % de la producción eléctrica del país.
halcones en el cielo de Madrid
Del cielo a Madrid

Al halcón peregrino le gusta la gran ciudad. Ocho parejas del ave más rápida del mundo anidan en Madrid. National Geographic acompaña a los voluntarios del proyecto Halcones Madrid para recopilar datos sobre esta especie de gustos urbanos.

SENSIBLES AL CAMBIO

Las picas americanas se llevan bien con el frío. A pesar de su pequeño tamaño, estos roedores sobreviven a los rigores del invierno de alta montaña sin grandes sobresaltos. Antes de que caigan las primeras nieves, llenan sus madrigueras de comida. Después, aisladas bajo el manto blanco, se aparean y tienen sus camadas poco antes de que empiece el deshielo. Al menos, así era hasta que el cambio climático empezó a alterarlo todo.

En las montañas de Norteamérica nieva menos y la primavera llega cada vez antes. Esto deja muchas madrigueras desprotegidas antes de tiempo, sin comida y con las crías recién nacidas. Por eso, la situación de estos roedores (cuya población ha disminuido en la última década) funciona como señal de alarma para ecólogos y científicos climáticos.

Las picas son una de las llamadas especies indicadoras. Por su especial sensibilidad a los cambios, pueden alertar de modificaciones en las condiciones de un ecosistema. Estos cambios pueden deberse al ascenso de las temperaturas, pero también a la irrupción de especies invasoras, la aparición de nuevas enfermedades o la contaminación.

Para estar en la categoría de indicadoras, deben ser especies bien estudiadas, que respondan a los cambios de forma predecible y con poblaciones saludables. Por ejemplo, los corales sirven de alarma para el calentamiento de los océanos. Y los anfibios suelen ser los primeros en sufrir tras un episodio de contaminación por pesticidas. Estudiándolos de cerca, podemos percibir que algo va mal antes de que el conjunto del ecosistema sufra las consecuencias.

En pocas líneas
  • Salvo casos excepcionales, ya no se pueden cazar lobos en España. El animal se ha incluido definitivamente en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.
  • Inspirado por su reciente viaje al espacio, Jeff Bezos promete donar 1000 millones de dólares para conservar la naturaleza. Mientras tanto, el impacto medioambiental de Amazon sigue aumentando año tras año.
  • Un pez fumando un pitillo o un caballito de mar cargando una mascarilla. La fotografía submarina ayuda a entender cómo impacta la contaminación en mares y océanos.
  • La población de koalas se ha reducido un 30 % desde 2018 debido a factores como el cambio climático o los incendios forestales.
  • El gobierno de España ultima un real decreto para prohibir la venta de fruta y verdura en envases de plástico en 2023. La norma quiere impulsar también la venta de agua no embotellada.
  • La OMS endurece los indicadores de calidad del aire tras revisar su impacto en la salud. Casi toda la población mundial respira aire contaminado.
  • La región de Doñana (Huelva, España) albergó una zona de reproducción y una guardería de elefantes hace más de 11 000 años.
  • Han nacido nueve crías de tortuga boba (Caretta caretta) en una playa cerca de Venecia, Italia. No se había observado nunca una anidación de tortugas tan al norte. Y hay vídeo.

Esperamos que hayas disfrutado esta edición de Planeta Mauna Loa. Si tienes comentarios, no dudes en escribirnos.

Y si te gusta lo que lees cada semana, acuérdate de recomendarnos. Es la mejor manera que tenemos de llegar a más gente.
¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap