Acuerdo de biodiversidad: COP15

¡Hola! Este es nuestro análisis de noticias de medioambiente de la semana. Hoy repasamos el nuevo acuerdo de biodiversidad alcanzado la COP15, los datos climáticos de 2022 y cómo la tendencia de calentamiento es clara, así como las raíces ambientales de las tensiones en Brasil.

Planeta Mauna Loa es una newsletter semanal sobre medioambiente. Si te gusta lo que lees, suscríbete para recibirla cada siete días de forma gratuita y compártenos para seguir creciendo.

Esta es una versión resumida de nuestra newsletter, lee el texto completo en Substack.

La angustia por la falta de acción ante la crisis climática y medioambiental, la ecoansiedad, es cada vez más habitual. Para hacerle frente, los psicólogos recomiendan compartir los sentimientos con quienes nos rodean, aprender a relativizar, disfrutar de la naturaleza y seleccionar bien las noticias que leemos.

Sufras o no de ecoansiedad, esperamos que nuestra newsletter te ayude a estar bien informado y a seguir defendiendo nuestro planeta. Por cierto, feliz 2023 🥳

ACUERDO DE BIODIVERSIDAD

Aunque hay voces críticas, las metas fijadas durante la COP15 (la Conferencia sobre Diversidad Biológica de la ONU que se celebró en diciembre en Montreal) para 2030 han sido aplaudidas por muchos. Estas son algunas de las metas más destacadas del marco de Kunming-Montreal de la biodiversidad biológica:

  • 30×30: proteger el 30 % de las tierras, las aguas continentales, las zonas costeras y los océanos y restaurar el 30 % de los ecosistemas degradados del mundo. Era la medida más esperada.
  • Movilizar anualmente 30 000 millones de dólares de los países ricos a los estados en vías de desarrollo y 200 000 millones de fuentes públicas y privadas para proteger la biodiversidad.
  • Reducir el desperdicio mundial de alimentos a la mitad.
  • Prevenir la introducción de especies invasoras y erradicar las que presentan una mayor amenaza.

UNA TRAMPA DIMINUTA

dos salamandras atrapadas en una hoja con forma de jarra de una planta carnívora, serán protegidas por el acuerdo de biodiversidad

La Sarracenia purpurea no crece de la tierra. Vive en entornos tan pobres en nutrientes que lo que le ofrece el suelo no es suficiente. Por eso, aunque es una planta, tiene que cazar. Engaña a polillas y moscas para que caigan en sus pequeñas hojas con forma de jarra, aunque a veces captura presas más consistentes, como las dos salamandras de la fotografía. La imagen es la ganadora del Close-up Photographer of the Year

Tenemos mucho más que contarte. Sigue leyendo esta newsletter en Substack.

Esperamos que hayas disfrutado esta edición de Planeta Mauna Loa. Si tienes comentarios, no dudes en escribirnos.

Y si te gusta lo que lees cada semana, acuérdate de recomendarnos. Es la mejor manera que tenemos de llegar a más gente.

¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap